Sábado, 19 de Abril del 2014

Habla la líder de la ‘Marcha de las Putas

Publicado el 11/03/13

La marcha se realizará el seis de abril. Irá desde el parque Nacional hasta la Plaza de Bolívar.

1

Mar Candela es la líder de la ‘Marcha de las Putas’ y está convencida de que en Colombia hay un largo camino por recorrer en tema de derechos de las mujeres.
Esta iniciativa nació en Canadá. Todo sucedió porque en la Universidad de Toronto, Michael Sanguinetti, en medio de una coferencia sobre seguridad manifestó: “las mujeres deberían dejar de vestirse como putas para evitar violaciones”. Esto despertó la indiganción de varias personas en el auditorio. Sonya Barnett y Heather Jarvis fueron las que se organizaron y lanzaron a las calles una protesta en contra de este tipo de declaraciones y exigieron respeto por las mujeres.
Hoy por hoy la marcha de las putas se ha extendido por varios países como México, Ecuador, Uruguay, Perú y en Colombia este año también estará en Barranquiilla, Cali, Manizales y Medellín. Esta pedagogía urbana busca hacer respetar los derechos de las mujeres y parar la violencia de género.
El significado de P.U.T.A.S., cuenta la líder, se lo dio una adolecente que lidera el movimiento en Perú y significa por una transformación aunténtica y social.
Mar Candela, quien tejió y destejió el feminismo, el machismo, el empoderamiento del cuerpo y los derechos de la mujer en pleno siglo XXI. La cita es a las 11 de la mañana en el parque Nacional y caminarán hasta la Plaza de Bolívar.
¿Qué carga conceptual tiene la palabra puta?
Como insulto la sociedad colombiana es ignorante al respecto, cuando una persona piensa que la palabra puta es una ofensa, está claro que ese individuo no ha visto el diccionario, que no entiende que la palabra puta es la contracción de la palabra prostituta que significa que una mujer ejerce un oficio, que es la prostitución, y eso es vender sexo. En ese orden, la palabra puta no debería ser usada como ofensa y la persona que la usa como insulto es un completo ignorante. La mujer haga lo que haga con su vagina no deja de ser humana y sujeta a derechos. Se dice popularmente que la puta pierde su cobertura constitucional y estatal y se especula que deja de estar sujeta a sus derechos por ese oficio, pero la prostitución es legal en Colombia y si fuera ilegal, igual disfrutarían de sus derechos, pues los derechos humanos cobijan, incluso, a los que delinquen.
Uno de los objetivos de la marcha es lograr que las personas dejen de pensar que puta es una ofensa, más bien, si alguien me dice que soy puta es difamación. La palabra puta no es ofensa y eso es lo que combato.
Además, puta o no puta, uno decide sobre los aspectos de su cuerpo y de su vida.
¿Y las siglas P.U.T.A.S?
Las siglas significan: Por Una Transformación Auténtica y Social.
Para esta apuesta, pedagógica, cultural, y de alguna forma política buscamos un cambio auténtico social donde la palabra puta deje de ser usada indiscriminadamente, fuera de contexto, donde una mujer porque parece puta merece ser acosada, manoseada, violada, vulnerada, maltratada y muchas veces asesinada.
Como el caso de Rosa Elvira Cely…
Exacto. Esta mujer fue violada, empalada y fue cuestionada, muchos dijeron que cómo fue posible que se haya ido a beber unas copas, se haya montado en una moto con un desconocido. Hubo quien validó lo que pasó, veías incluso, en las redes sociales -ah, quién la manda a montarse en moto con alguien a quien apenas reconocía- aterrador lo que leías.
Nunca una mujer puede ser responsabilizada por ser víctima.
La idea de la marcha de las putas es decir: no más violencia contra las mujeres.
¿A diferencia del año pasado, este año va a tener un valor agregado la marcha, va a tener algo diferente?
Claro, hay un proceso de evolución. El año pasado se hizo una marcha artesanalmente. He sido activista por casi 15 años, pero nunca había hecho un ejercicio masivo a nivel nacional y por eso hubo falencias a nivel de discurso, pero se logró el objetivo principal que era convocar a todos los entes de la ciudadanía, tuvimos representantes de todos los núcleos sociales, católicos, protestantes, LGTB, ateos, artistas, agnósticos, krishnas, entonces se logró sacar el tema de la mujer en contexto de feminista.
Marcha de las putas logra decir que el asunto de la mujer es un asunto social no de las feministas, pues nos compete a todos y a todas es un asunto de humanidad y mientras no reconozcamos a la mujer y la veamos como un objeto para el sexo y no como humana, nunca vamos a lograr la sociedad justa que buscamos.
Este año el agregado es que logramos dimensionar la causa. También se le va a dar continuidad al proceso mediante conferencia y talleres.
¿Han adelantado algún tipo de continuidad a su proceso pedagógico urbano?
Sí, trabajamos en meditaciones y reflexiones desde de feminismo artesanal hemos colaborado con colegios y comunidades de distintos barrios, ahora lo que estamos haciendo es magnificando esos procesos. Hoy en día el movimiento de feminismo artesanal y la pedagogía urbana de la marcha de las putas cuenta con una psicóloga sexual (Alejandra Quintero) que nos está apoyando fuertemente en el tema del empoderamiento del cuerpo en las mujeres.
Las mujeres debemos entender que este cuerpo es nuestro y también entender que si alguien dice, usted es una puta no podemos achantarnos y asustarnos, a la final todos somos putas por sospecha, en esta sociedad siempre nos cuestionan lo que hacemos y no hacemos con nuestra vagina.
¿Machismo y feminismo no son lo mismo, a la final?
Feminismo y machismo jamás son dos extremos, ni lo mismo. Feminismo es un movimiento humano que está buscando visibilizar a la mujer como humana y que ella se empodere con todos los derechos ciudadanos constitucionales, sus opciones y libertades en equidad de género con los hombres.
El machismo no proviene de ninguna apuesta política, el machismo viene de una apuesta cultural, opresora, hegemónica que pretende que la mujer sea subyugada.
Por ignorancia las sociedades consideran que el machismo y feminismo son sinónimos, una de las apuestas políticas y pedagógicas de feminismo artesanal y de la marcha de las putas es dejar claro que machismo y feminismo no son símil, lo que vendría a ser un sinónimo sería el hembrismo, pues es una hegemonía sexual que busca un matriarcado, que busca tener poder encima del hombre, el feminismo nunca buscó que la mujer tenga poder sobre el hombre, el feminismo siempre busca que la mujer tenga poder sobre sí misma.
¿Entonces, hablamos de igualdad o equidad?
Igualdad en derechos, opciones y libertades, nunca en igualdad biológica, ni igualdad cognitiva, ni mucho menos en igualdad de humanidad, es decir, la capacidad de que humanas y humanos podamos hacer uso del libre desarrollo de la personalidad sin que esto suponga nada sobre mí.
Es imposible pretender que hombre y mujer sean iguales, empezando porque mujeres entre mujeres no son iguales, es una estupidez andar pensando que estamos buscando la igualdad cognitiva y humana, es imposible. Lo que deseamos es equidad de género, donde hombres y mujeres podamos vivir en igualdad de derechos, opciones y libertades con toda la garantía de vivir en tranquilidad.
¿Mar Candela desde cuándo se convirtió en feminista?
Yo nací feminista y no lo sabía, nací cuestionando la masculinidad, la hegemonía sexual, cuestionando la imposición del sistema en cuanto al tema de hombres y mujeres.
¿Qué impulsó a Mar Candela iniciar su lucha por los derechos de las mujeres? ¿Admira a alguien?
El feminismo lo llevo en la sangre, lo respiro, no es algo que escuché a una filósofa, que me enamoré y dije la voy a seguir, no. La verdad, yo sigo mis instintos, yo soy tierra, yo soy calle, soy mar.
Si hay gente que me parece maravillosa, por ejemplo, la señora Florence Thomas ha hecho unas reivindicaciones interesantes por más de 40 años, respetables, tengo algunas disidencias, pero no quiero entrar en detalles, me parece que todo el país debe estar agradecido con ella porque, Florence trajo todas las verdades del feminismo a Colombia.
¿Y a nivel internacional?
La feminista Edith Hernández, una abogada mexicana a quien yo más de una vez llamé con lágrimas en los ojos, sobre todo el año pasado, porque ya no me aguantaba las críticas que estaba recibiendo todos los días y Edith me dijo una frase que fue suficiente para seguir luchando “Mar si tú no eres feminista, entonces no sé qué eres” eso me bastó para continuar.
¿Mar Candela tiene miedo?
Miedo tenemos todos los días, pero creo que el primer paso es que la ciudadanía comprenda que la palabra puta no es una excusa, un pretexto, un argumento una justificación y mucho menos una explicación a la violencia en contra de la mujer
¿Qué se espera de Mar este 6 de abril?
Yo no voy a desistir, voy a marchar sea o no sea feminista, voy a continuar en la lucha y tomaré esta bandera porque mis argumentos son orgánicos, son de calle, son de vida, no son académicos, pero son reales, son auténticos, y no son menos válidos de los de cualquier otra escritora o filósofa que haya existido.
Mar es madre, esposa, amiga estudiante, trabajadora y es puta por sospecha.

Leave a Reply