Lunes, 23 de Octubre del 2017


Exalcalde de Bogotá recibió 345.000 dólares de Odebrecht

Publicado el 20/03/17

El exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, pasó a la historia de Colombia por recibir la condena más alta, 18 años, por participar en uno de los episodios de corrupción más sonados en el país. Cuando faltaba poco para terminar su mandato (2008-2011), su partido político, el Polo Democrático, lo expulsó y un juez de la república lo señaló responsable de irregularidades en la contratación de obras en una de las fases de Transmilenio y reparación de la malla vial. Ahora, su nombre y el de su hermano, Iván, excongresista condenado por los mismos delitos, aparecen en el capítulo de Colombia en el escándalo de Odebrecht.

En la primera audiencia contra el ingeniero Alberto Cardona Laverde, el tercer capturado en el país por este caso, la Fiscalía aseguró que este contratista con algunos funcionarios del Acueducto de Bogotá se interesaron indebidamente en el contrato para la construcción del túnel interceptor Tunjuelo-Canoas, que terminó siendo adjudicado en 2009 a la multinacional brasileña. Según el ente investigador, detrás de la adjudicación de dicho contrato estuvieron los hermanos Moreno y por ello recibieron 345.000 dólares (mil millones de pesos).

La obra, que nunca se terminó, del cuestionado contrato pretendía descontaminar el río Bogotá y las sospechas sobre la transparencia en su licitación aparecieron casi desde el mismo momento en que se adjudicó. El entonces zar anticorrupción de Colombia, Óscar Ortiz, recibió el testimonio de un empleado de la firma francesa Soletanche Bachy, que participaba en el concurso para quedarse con el contrato, y que aseguraba que le estaban cobrando el 8,5% del total de la obra, que se acercaba a los 86 millones dólares ( 250.000 millones de pesos).
Según una revelación de la unidad investigativa del diario nacional ELTIEMPO, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca advirtió a los representantes de Odebrecht en Colombia que no podrán mover sus cuentas hasta que avance una acción interpuesta por la Procuraduría para que la compañía responda por su conducta ilegal en el país.

El fallo del tribunal señala que con el dinero que tiene la brasilera en Colombia, solo podrá hacer transacciones correspondientes al pago de impuestos, nómina y servicios.

Pese a la advertencia de Ortiz, que escaló hasta la Procuraduría General de la Nación, Jorge Pizano, el entonces gerente del Acueducto adjudicó y firmó el contrato que favorecía a Odebrecht y al grupo Solarte. Hasta ahora, los hermanos Moreno no habían sido mencionados en este caso. Según la revelación de la Fiscalía, el ingeniero Cardona fue el puente entre políticos de la capital colombiana y los contratistas. Tras asegurarse de que el proyecto quedaba en las manos que garantizaba la coima que exigían, Cardona, dice la justicia, le entregó, en pagos realizados entre 2009 y 2013, los más de 300.000 dólares a los Moreno.

“Ese ofrecimiento de dinero se llevó a acabó con destino a Samuel Moreno Rojas, este hecho de ofrecer y entregar dinero a un funcionario público lo realizó de manera dolosa, usted sabía que estaba ofreciendo el dinero a través de Emilio Tapia a Samuel Moreno Rojas y su hermano el senador Iván Moreno Rojas”, dijo la Fiscalía en la imputación de cargos a Cardona. “Samuel Moreno Rojas tenía interés en el contrato adelantado por la empresa de acueducto, en especial en lo que tenía que ver con Tunjuelo-Canoas, teniendo en cuenta que la obra tenía una gran connotación económica y que además implicaba la orden del Consejo Estado que se debía descontaminar el río Bogotá”, agregó el fiscal del caso.

Las nuevas revelaciones complican la situación de Samuel Moreno, condenado a 18 años de prisión, y de Iván, a14 años. Se espera que esta semana, en las audiencias que se adelantarán por el caso Odebrecht, se conozcan más detalles de este nuevo episodio que empaña la situación jurídica del par de hermanos.

g|aniversario|1|468x60|d|cy|j

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *