Lunes, 21 de Agosto del 2017


Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descarta intervención militar en Venezuela

Publicado el 12/08/17

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejó boquiabierto a medio mundo este viernes cuando dijo no descartar una opción militar para resolver la crisis que se vive en Venezuela.

“Tenemos muchas opciones para Venezuela pero de paso (les digo) que no descartamos una opción militar (…). La gente está sufriendo, se está muriendo y si es necesario no descartamos la opción militar”, sostuvo el mandatario luego de una reunión con su secretario de Estado, Rex Tillerson, y la embajadora ante Naciones Unidas, Nicky Hailey.

Trump fue incluso más allá al sugerir que atacar a Venezuela no sería complicado, pues EE. UU. tiene tropas por todas partes del mundo “en lugares remotos pero Venezuela no está lejos”.

Se trata de la primera vez en la historia reciente que un funcionario de EE.UU. siquiera ventila esa posibilidad. Y ahora llama mucho la atención pues hace tan solo algunos días un portavoz del Departamento de Estado había descartado esa posibilidad.

Sus declaraciones, en todo caso, llegan en un momento complicado ya que coinciden con la gira del vicepresidente Mike Pence está semana por Centro y Sur América, donde sin duda la amenaza del presidente se convertirá en un tema central. Mañana llega a Colombia.

Aunque la mayoría de países en la región rechazan las decisiones que viene tomando el gobierno del presidente Nicolás Maduro, entre ellas la elección de una Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna, sin duda tomarán mucha distancia de la opción militar que ventila Trump así su mención solo haya sido accidental.

Entre otras cosas, pues agita los sentimientos antiimperialistas del pasado y el temor por el intervencionismo de EE. UU.

Basta recordar las intervenciones militares estadounidenses directas en Grenada (1983) y Panamá (1989), o su apoyo a grupos antiinsurgentes en Centroamérica en los 80 para revivir momentos que se creían ya superados en la historia de las relaciones del hemisferio y ese país.

La Cancillería colombiana se abstuvo de hacer cualquier pronunciamiento sobre la amenaza de Trump. Se supo que la canciller, María Ángela Holguín, hablaría con el presidente Juan Manuel Santos sobre el tema, para definir algún criterio sobre el particular.

Para José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, “las declaraciones de Trump constituyen un grave error por cuanto le da argumentos y excusas a la dictadura venezolana, que lo va a explotar hasta el cansancio para distraer la atención y responsabilizar a otros por la crisis que se vive en el país”.

Según Vivanco, Maduro, que es responsable de violaciones a los derechos humanos, corrupción, inseguridad, desabastecimiento y la degradación del sistema democrático, ahora podrá decir que todo es “responsabilidad del imperio”.

Las palabras de Trump, además, podrían frenar transitoriamente el endurecimiento de muchos de los países de la región frente a los abusos de Maduro.

Hace pocos días, un grupo de cancilleres de la región, reunidos en Lima, aprobó una fuerte declaración en la que desconocen los resultados de la elección que dio vida a la Asamblea Constituyente y dicen sin tapujos que en el país se ha presentado un quiebre del orden constitucional.

La administración Trump ya había subido el tono frente a Venezuela al sancionar con muerte financiera a casi 30 funcionarios del Gobierno y miembros de la asamblea, incluyendo al propio Maduro.

Se especula que Washington prepara una ronda de sanciones económicas más severas y que estaría tratando de coordinar las medidas con otros países de la región, entre ellos Colombia.

Pero en esas discusiones, según le dicen fuentes diplomáticas a EL TIEMPO, la opción militar nunca ha estado sobre la mesa.

g|aniversario|1|468x60|d|cy|j

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *