Viernes, 22 de Septiembre del 2017


Corea del Norte califica de “despiadadas” las sanciones de la ONU

Publicado el 12/09/17

Lima, set. 12. Corea del Norte denunció el martes las “despiadadas” sanciones impuestas a instancias de Washington por el Consejo de Seguridad de la ONU tras su último ensayo nuclear y amenazó con infligir el “mayor dolor” a Estados Unidos.

“Las próximas medidas de la RPDC [República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte] infligirán a Estados Unidos el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia” declaró el embajador norcoreano Tae Song Han ante la conferencia de desarme en Ginebra.

“La RPDC está dispuesta a hacer uso de todos los medios”, advirtió. Calificando las nuevas sanciones de “más despiadadas”, subrayó que su delegación “rechaza categóricamente la última resolución” del Consejo de seguridad.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el lunes por unanimidad nuevas sanciones contra Corea del Norte por su sexto ensayo nuclear, que prohíben las exportaciones textiles y restringen su suministro en petróleo y gas.

Dicho órgano de Naciones Unidas avaló la resolución –impulsada por Estados Unidos– con el apoyo de China y Rusia, un mes después de adoptar otra que vetaba las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro y marisco tras el lanzamiento a mediados de agosto de un misil de medio alcance que sobrevoló Japón.

Estados Unidos tuvo que sacar de su propuesta ciertas medidas para lograr el aval de Pekín y Moscú, como un embargo total petrolero o el congelamiento de los bienes del líder norcoreano, Kim Jong-Un.

“No buscamos una guerra”, aseguró la embajadora estadounidense Nikki Haley tras la votación.

Seúl saludó la decisión, calificando la resolución como una “severa advertencia” contra Pyongyang, mientras que el primer ministro japones “apreció altamente” el texto que muestra que la “comunidad internacional debe acentuar la presión sobre Corea del Norte a un nuevo nivel y sin precedentes” para que “cambie su política”.

La resolución prohíbe las exportaciones textiles, envíos de gas natural y limita las entregas de productos derivados de petróleo refinado.

Asimismo, restringe a los países miembro de Naciones Unidas conceder nuevos permisos de trabajo a ciudadanos norcoreanos. Unos 93.000 connacionales trabajan en el extranjero, convirtiéndose en una importante fuente de ingresos para financiar el programa de armamento de Pyongyang, según una fuente estadounidense.

Por otro lado, habilita a inspeccionar embarcaciones sospechosas de transportar a Corea del Norte cargas afectadas por las sanciones, aunque con la autorización del país bajo cuya bandera estén registrados.

El proyecto de resolución inicial permitía examinarlos por la fuerza.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Italia, entre otros países, coincidieron en que la nueva resolución es “muy sólida”, equilibrada” y manifiesta la “unidad” y “determinación” de la institución internacional para abordar el problema.

g|aniversario|1|468x60|d|cy|j

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *